MITOS Y REALIDADES SOBRE EL INCREMENTO DE LA CESAREA

Es innegable el incremento de la operación Cesárea a lo largo de las últimas dos décadas, pero ¿Que tanto hay en realidad detrás de este fenómeno? Hace algunos años tuve la oportunidad de revisar una publicación mexicana que analizaba el porcentaje de partos y Cesáreas efectuadas en la Ciudad de México en las instituciones públicas más importantes en donde se practicaba la obstetricia, IMSS, ISSSTE y SSA. El artículo mencionaba que en promedio en los años 60’s nacían 96 a 97% de mexicanos por parto y sólo del 3 al 4% por Cesárea y a principios de los 90’s la cifra de Cesáreas se había incrementado hasta un 40%. Hoy en día (2016), las cifras de nacimiento por Cesárea en las instituciones públicas oscilan alrededor del 60% y en los hospitales privados sobre el 90%. Evaluando así las “cifras desnudas” el incremento parece alarmante. Pero analicemos el fenómeno desde diversos puntos de vista. 1) Edad materna: Hoy en día las mujeres comienzan a pensar en tener descendencia a la edad en que sus madres ya habían finiquitado su maternidad, es decir en la actualidad una mujer de 30 años difícilmente considera el embarazo como opción, cuando hace una generación, las mujeres de esa edad ya contaban con 3 a 6 hijos y hasta con un método permanente de control de la fertilidad. Mientras más tiempo vivimos mayor número de enfermedades adquirimos, hipertensión, sobrepeso, obesidad, diabetes, hiper o hipotiroidismo, infecciones genitales, endometriosis y demás patologías que dificultan el embarazo, o lo complican haciéndolo de “alto riesgo”. 2) Número de embarazos: Las mujeres que fueron madres en la década de los 60’s y por lo tanto hoy son abuelas o inclusive bisabuelas, contaban en sus historias clínicas con 8, 10 o 12 embarazos, comentando que sólo se les “habían logrado 6”, es decir, las tasas de pérdida gestacional y neonatal eran sumamente elevadas, pero la temprana edad del inicio de su maternidad “compensaba” esas pérdidas, ya que tenían tiempo para embarazarse nuevamente. Hoy en día las mujeres cuando mucho tienen uno o dos embarazos y desean que sus bebés nazcan en "perfectas condiciones". 3) Seguridad: El riesgo en medicina recibe el nombre de “morbilidad”. En la década de los 60’s y por supuesto en décadas anteriores, la morbilidad de la Cesárea era 20 veces superior a la del parto. Pero con el advenimiento de mejores técnicas quirúrgicas, mejores suturas, mejores antibióticos, métodos anestésicos más confiables y nuevas técnicas de control del dolor posterior a la cirugía; la morbilidad del parto y la Cesárea se han igualado. Por ello escuelas obstétricas como la francesa consideran que si las condiciones médicas son igualitarias, la voluntad de la paciente debe tener un peso determinante en cuanto a la decisión de la vía del nacimiento. Por otro lado aunque pareciera mentira, antes de la década de los 60’s el “feto no era visto como paciente”, es decir la única prioridad era la madre y si los resultados para el bebé no eran favorables, siempre habría la oportunidad para un nuevo embarazo, o bien, la falta de ese bebé sería “compensada” con los que ya existían previamente en casa. Fue con la monitorización, los estudios especializados de ultrasonido y determinación del bienestar fetal surgidos a mediados de los 60’s, pero difundidos y de uso generalizado hasta los 70’s y 80’s, cuando se cobró plena conciencia de que el feto, era en realidad “otro paciente” tan importante como su madre, pero más lábil y sin posibilidades de comunicación consiente con el médico. Es por ello que definitivamente “no se puede” y “no se debe" hablar meramente de cifras, sin considerarlas dentro de su entorno tiempo, espacio y circunstancia. Finalmente el compromiso de cualquier obstetra responsable y calificado deberá ser siempre entregar un “binomio madre hijo"; en las mejores condiciones posibles, por la vía que ofrezca los mejores resultados sin importar la afectación o no de las estadísticas.


Para mayor información consulta: "Embarazo tercer trimestre"






Blog

Featured Posts
Archive
Follow Me
1/9

BLOG

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Google+ Social Icon