ENDOMETRIOSIS

por: Dr. Rubén Tlapanco Barba

¿QUE ES LA ENDOMETRIOSIS?

 

Se conoce como endometrio al tejido que recubre el interior del útero y que se desprende mes con mes, conformando la menstruación. Cada vez que una mujer menstrúa elimina endometrio a través del cuello uterino hacia la vagina; esta “sangre” tiene como particularidad el hecho de que “no coagula”.

 

De la misma manera como el endometrio sale hacia el exterior del cuerpo por la vagina, también se expulsa a través de las trompas de Falopio y se riega en la parte baja de la cavidad abdominal. Esto es posible ya que no existe ninguna barrera mecánica que impida el paso desde el útero a las trompas, a menos que éstas se encuentren anormalmente tapadas.

 

Debemos considerar entonces que todas las mujeres presentan mens-truación tanto hacia fuera del cuerpo, como hacia adentro, lo que se conoce como “menstruación retrógrada”.

 

Este endometrio que es vertido a través de las trompas hacia el interior de la cavidad abdominal, origina que este tejido se distribuya libremente entre los intestinos, los ovarios, las trompas, la vejiga y en general todos los órganos que ocupan la cavidad pélvica. El sistema inmunológico es el encargado de “eliminar” ese endometrio y conseguir que para la siguiente menstruación ya no existan remanentes del mismo.

 

Sin embargo en un 30% de las mujeres en edad reproductiva, este endometrio en lugar de ser eliminado por el sistema inmunológico se implanta y comienza a crecer. Es entonces cuando estaremos frente la enfermedad conocida como “endometriosis”, un estado anormal en el cual el endometrio se implanta y crece fuera del útero por una falla en el sistema inmunológico que no logra eliminarlo y cuya causa aún permanece desconocida.  

¿CUALES PUEDEN SER LOS
SÍNTOMAS DE LA ENDOMETRIOSIS?

 

Una vez que comienza la implantación anormal del tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, esto ocasiona que se adhieran de manera anómala unas estructuras anatómicas con otras, lo que se conoce como adherencias.

 

Dichas adherencias pueden ser responsables de que se ocluyan las trompas, impidiendo el embarazo, o bien que al pegarse estás estructuras se desencadene dolor durante la menstruación, dolor durante las relaciones sexuales, inflamación pélvica, trastornos digestivos y/o trastornos urinarios.

 

Las alteraciones derivadas de la endometriosis son muy variadas y no guardan relación con el grado que se presente de la enfermedad. 

¿COMO AFECTA LA ENDOMETRIOSIS A LA FERTILIDAD?

 

La endometriosis afecta a la fertilidad por varias razones. En primer lugar se ha mencionado que puede alterar las relaciones anatómicas de los órganos pélvicos, originando que se obstruyan las trompas, o bien que se formen adherencias en los ovarios, evitando así que las trompas puedan “recoger” al óvulo una vez que éste ha sido producido por los ovarios.

 

Sin embargo también se ha mencionado que el sistema inmunológico de las mujeres con endometriosis NO se encuentra funcionando bien, ya que existen alteraciones poco conocidas mediante las cuales el crecimiento del endometrio fuera de la cavidad uterina es permitido.

 

Son estas interacciones alteradas de la inmunología con la endometriosis, las que producen sustancias que son nocivas tanto para el óvulo, cómo para el espermatozoide y aún para el embrión, lo que dificulta en general todo el proceso reproductivo; es decir desde la producción de los óvulos, su fertilización por parte de los espermatozoides, la concepción del embrión y su posterior implantación y desarrollo dentro del útero.

 

En resumen: La mala interacción del sistema inmunológico con los implantes de la endometriosis dificulta el embarazo. 

La endometriosis puede afectar tanto al óvulo, como al espermatozoide y al embrión.
 
 
¿COMO SE DIAGNOSTICA
LA ENDOMETRIOSIS?

 

Desafortunadamente no existen pruebas de laboratorio o gabinete que nos permitan identificar ni a las mujeres con riesgo de desarrollar endometriosis, ni a quienes ya la padecen. La única forma de diagnosticarla, clasificarla y tratarla adecuadamente hoy por hoy, es mediante la cirugía laparoscópica también conocida como “cirugía de mínima invasión”.

 

La cirugía laparoscópica consiste en la introducción a través del ombligo de un instrumento óptico que nos permite ver, clasificar y quitar las lesiones endometriósicas, esto a través de pequeñas punciones accesorias que nos permiten también en ocasiones destapar las trompas y devolver la anatomía de los genitales internos a su estado “normal”, permitiendo con ello la consecución del embarazo así como la disminución o desaparición del dolor, ya sea menstrual o el surgido durante las relaciones sexuales.

 

En algunos casos severos, se requiere de dar tratamiento médico posterior a la cirugía por un lapso de 3 a 6 meses y en ocasiones puede ser necesario recurrir a la reproducción asistida. 

¿EXISTEN ALTERNATIVAS A
LA CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA?

 

La medicina basada en evidencias nos ha permitido establecer con toda precisión las siguientes puntualizaciones :

 

1. Ningún tratamiento médico ha demostrado por sí sólo mejorar la fertilidad.

2. Los tratamiento médicos tienen utilidad únicamente como paliativos del dolor.

3. Los casos de endometriosis en estadio mínimo y leve NO requieren de tratamiento médico complementario a la cirugía y por el contrario, representan un retraso en la búsqueda del embarazo, lo que puede repercutir en la recurrencia de la enfermedad.

4. En la ubicación de la endometriosis en el interior de los ovarios, conformando lo que se conoce como “quistes endometriósicos” o “quistes de chocolate” o “endometriomas”, el tratamiento médico No tiene efecto alguno.

 

De todo lo anterior se desprende que la endometriosis es en la actualidad un padecimiento de manejo eminentemente quirúrgico”. 

 
 
“Hoy por hoy la única forma de diagnosticar, clasificar y tratar adecuadamente la endometriosis es la cirugía laparoscópica”. 
¿COMO SE CLASIFICA LA ENDOMETRIOSIS?

 

Cómo ya se mencionó, la única forma de diagnosticar, clasificar y tratar adecuadamente a la endometriosis es viéndola a través de la cirugía laparoscópica.

 

Existen cuatro grados en su clasificación que van de I a IV y se denominan de la siguiente manera:

  • Grado I o endometriosis mínima

  • Grado II o endometriosis leve

  • Grado III o endometriosis moderada

  • Grado IV o endometriosis severa.

 

Es importante mencionar que no existe una relación directa entre el grado de la enfermedad y su sintomatología, lo cual representa otro de los grandes misterios de esta patología.

 

Por ejemplo: Existen pacientes que tienen endometriosis grado IV y sin embargo no presentan dolor menstrual o dolor durante el coito. Por el contrario existen pacientes que presentando endometriosis grado I, refieren gran dolor.

 

Algo similar puede decirse en el terreno de la fertilidad, existen pacientes con grados mínimos de endometriosis en quienes se dificulta mucho el embarazo, en cambio mujeres con grados más avanzados de la enfermedad, sí logran conseguirlo después de ser sometidas a laparoscopía y en ocasiones a tratamiento médico complementario o a reproducción asistida. 

 
El ginecólogo debe valorar además la edad, síntomas y deseos de fertilidad de la paciente
Y ADEMÁS DE LA LAPAROSCOPÍA, ¿QUE?

 

Tratar adecuadamente la endometriosis en realidad representa un cambio integral en el estilo de vida. Debemos comprender que aunque la cirugía laparoscópica nos permite efectuar una muy buena remoción del tejido afectado por la endometriosis; lo que hasta la fecha ningún tratamiento médico ni quirúrgico nos puede ofrecer, es eliminar los factores hereditarios que condicionan el desarrollo de la enfermedad.

 

Sin embargo hoy en día se sabe que algunos factores nutricionales y ambientales como las dioxinas que son compuestos químicos que se encuentran en ambientes contaminados, influyen de manera negativa para que este padecimiento se desarrolle y se expanda. Por ello se deberá llevar una vida más sana donde prevalezca el ejercicio y la alimentación alejada de conservadores artificiales, grasas y alimentos con “alto índice glucémico”, que son los azúcares que se caracterizan por pasar de manera muy rápida a nuestro torrente circulatorio, lo que condiciona entre otras cosas que se incremente la resistencia a la insulina.

 

La insulina es una hormona que produce de manera natural el páncreas y que nos permite metabolizar adecuadamente la glucosa. El hecho de que se incremente la resistencia a la insulina favorece la disminución en la síntesis de algunos elementos derivados de los ácidos grasos conocidos como “Omega 3”, que son benéficos para nuestro organismo y que “nos protegen” de contraer hipertensión arterial, infarto cardíaco, depresión, ovarios poliquísticos y “endometriosis”, entre otras enfermedades.

 

Así es que se requiere entonces de la asesoría de expertos en nutrición, que nos puedan ayudar a diseñar un programa de alimentación adecuado que deberá constar fundamen-talmente de alimentos sanos, con bajo índice glucémico, bajos en ácidos grasos Omega 9 (que son antagónicos a los Omega 3) y por supuesto a base de alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3, cómo son el aceite de pescado, destacando primordialmente el de salmón.

 

Si se cursa con problemas de sobrepeso u obesidad, la dieta deberá tener además un carácter reductivo y por supuesto se recomienda siempre el establecimiento de un programa simultáneo de ejercicio y actividad física controlados. 

Para mayor información consulta: NUTRICIÓN

 
“Padecer endometriosis implica realizar un cambio integral en el estilo de vida” 
Se requiere implementar un programa de ejercicio y alimentación especial, éste debe ser elaborado por expertos en nutrición.
TRATAMIENTO MÉDICO 
COMPLEMENTARIO
DE LA ENDOMETRIOSIS

 

El tratamiento de la endometriosis se fundamenta en el hecho de que el endometrio responde con crecimiento, a la estimulación de los estrógenos producidos por lo ovarios.

 

Es decir son los estrógenos los que determinan que el endometrio se vaya engrosando dentro del útero  como preparación para recibir un embarazo. Si no se logra la gestación, el endometrio entonces se desprende a manera de menstruación.

 

Los implantes endometriósicos responden de la misma manera que el endometrio normal a la acción de los estrógenos, por ello todos los tratamientos tienen por objeto disminuir los niveles de estrógenos circulantes, para evitar que tanto el endometrio como sus implantes anormales proliferen, logrando así que sobrevenga una involución de los mismos y eventualmente una reducción de la enfermedad.

 

Así entonces la finalidad de los tratamientos médicos para la endometriosis tiene por objeto disminuir sustancial-mente el nivel de los estrógenos.

 

Algo similar ocurre de manera natural cuando sobreviene la menopausia. En esta etapa de la vida los niveles hormonales bajan de manera muy importante y por ello se dice que los tratamientos médicos pretenden causar una “falsa menopausia”.

 

Vale la pena señalar que durante el tiempo en que se administra el tratamiento (3 a 6 meses) la menstruación se detiene y ocurren algunos síntomas similares a los que se presentan en la menopausia como bochornos, sudoración irritabilidad, etc. pero estos desaparecen al término del tratamiento. 

 
PUEDES DESCARGAR EL ARTÍCULO COMPLETO / MAYO 2016

TELÉFONOS:

555568.3777

555135.4956

CONMUTADOR:

555449.5500

Ext. 4482

contacto@femsalud.com.mx

  • Facebook icono social
  • Icono social Twitter
  • YouTube
Contáctanos

Hospital Ángeles del Pedregal

Camino a Santa Teresa 1055

Centro de Especialidades Quirúrgicas.

Consultorio 482

Col. Héroes de Padierna, México CDMX C.P. 10700

 

AVISO DE PRIVACIDAD

© 2020 DR. RUBEN TLAPANCO BARBA                                                                                                                                                                                DESIGN BY KLIP.MX